Hotel Tierra Bomba

El hotel Tierra Bomba es considerado una casa para muchos visitantes. Llegar a la isla y por ejemplo contar con la oportunidad de tener un pasadía en nuestro Club de Playa Bomba Beach es asumir el disfrute de un hotel Tierra Bomba, casi con las mismas comodidades: duchas frescas, sillas asoleadoras, piscina, camas de playa, baños y otras comodidades que generan el deseo de volver.

Nuestro hotel Tierra Bomba es privilegiado por su ubicación insular. Tener frente a sus ojos las mejores playas: limpias, frescas y semi privadas que rodean el lugar; generarán en usted la sensación de absoluto confort, que liberan todo estrés, preocupación o pesadumbre. Reemplazándolo por emociones sensacionales de bienestar mental, espiritual y sentimental.

Esa precisamente es una de las razones por la cual los visitantes prefieren enfrentar sus temores en la lancha rápida y desplazarse cinco minutos desde la ciudad de Cartagena hacia el hotel Tierra Bomba: alejarse del bullicio de la ciudad y optar por una estadía placentera, llena de placer afrodisiaco y relax total. Porque la atención en este tipo de hoteles es de primera calidad.

Visitar un hotel Tierra Bomba

Quizá existan algunos temores referentes al costo de estadía o pasadía en el hotel Tierra Bomba. Pierda cuidado, los precios son estandarizados sea usted nativo o visitante. Ya que la idea es que usted se sienta como en casa, que se sienta bien atendido; desde el primer momento que prueba el coctel de bienvenida hasta el instante en que disfruta un delicioso plato típico de la región Caribe frente a la playa.

Los visitantes suelen llegar a los hoteles a través de excursiones, planes familiares, lunas de miel, encuentros laborales y otros aspectos que agregan un plus; al romper el esquema de hotel insular visto como un simple lugar para hospedarse bajo cero interacción. Por el contrario, este tipo de hotel permite interactuar con la naturaleza, los nativos de la isla, algunas especies marinas; realizar deportes acuáticos como el buceo, el kayak, surfeo; además de otras actividades náuticas como la pesca y el reconocimiento histórico del legendario espacio que habita el hotel.